Suscripción lector/correoEntrada al azarJugarForoEnlazar
Ambigrama. Investigaciones. | SIngenio Blog Como primera publicación de INVESTIGACIONES S*INGENIO , quisimos mostrar el verdadero significado de un término muy usado en el ámbito de S*...

✽ 12/10/10

☆ 6 comentarios

Ambigrama. Investigaciones.

Como primera publicación de INVESTIGACIONES S*INGENIO, quisimos mostrar el verdadero significado de un término muy usado en el ámbito de S*INGENIO, y que es de la especial predilección del máximo representante de este sitio.

La técnica a la que nos referimos es el AMBIGRAMA.

Según la RAE - Real Academia Española (de quien ya hablaremos oportunamente), la definición de AMBIGRAMA no existe.

Por suerte (¿suerte?) para nosotros, encontramos dentro del mismo sitio de S*Ingenio una definición de la misma que indica que:
Un ambigrama es una grafía que proporciona más de una lectura
Si bien esta definición es en todo correcta,e n realidad, como explicaremos luego, un AMBIGRAMA tiene un solo y único origen, muy diferente al que hoy se pregona.

Según la ARM - Academia del Real Madrid (¿?), la definición de AMBIGRAMA es la que sigue:

(Del lat. ambagramma, y este del gr. ἀmάγραμμα).
1. est. o/es. u. naj. oda. Transferenciación literaria de la significanciedad terminológica interpuesta subjuntivacionalmente.

Evidentemente, eso no nos aclara nada tampoco.

Para conocer el verdadero origen del término AMBIGRAMA, debemos remontarnos a las Ciudades-Estado griegas, más específicamente, a las ciudades hermanas Tevas (no confundir con Tebas) y Andevas.

Ridícules y Fumóstones, de Tevas y Andevas respectivamente

En Tevas habitaba Ridícules, un famoso diseñador de indumentaria de la época. Claro que en esa época solo se usaban túnicas blancas, por lo tanto, todo diseño colorido, o diferente que presentó este notable griego, resultaba extremadamente inusable en esos tiempos.

Andevas, sin embargo, era una ciudad vanguardista, pero lamentablemente, carecía de talentos como el de Ridícules.
En Andevas vivía Fumóstones, muy interesado en los diseños de Ridícules, pero incapaz de reproducirlos sin las exactas indicaciones de su autor.

En suscesivos intercambios epistolares, Ridícules y Fumóstones acordaron en que el primero le enviaría al segundo, las instrucciones para que en Andevas pudieran confeccionar las prendas que en Tevas él diseñaba.

Sabido es que la piratería no es un invento moderno, y ya en aquella época tan vital información era codiciada por mercaderes inescrupulosos que acechaban en las costas esperando el desembarco de las mismas.

Por ello era sumamente necesario enviar la información de manera codificada. En aquel entonces, el sistema más seguro de codificar mensajes era la escítala, sin embargo, este sistema no funcionó entre estos dos personajes. Como sabemos, emisor y receptor del mensaje debían conservar sendas varas para poder escribir y leer el mensaje respectivamente. Según cuenta la historia, el Andevasiano solía extraviarlas, con lo que se hacía imposible luego leer los mensajes llegados de Tevas. Otra versión asegura que las varas estaban hechas con los tallos de unos juncos con un perfume particular, y que Fumóstones disfrutaba fumándose esas varas. En definitiva, la escítala no servía tampoco.

Así fue como, a instancias de Fumóstones, desarrollaron un indescifrable y a la vez simple sistema de cifrado para enviar mensajes.

A Ridícules le llegó desde Andevas un cargamento de unas hierbas (una especie de grama que Fumóstones cultivaba) secadas en hornos que le envió su amigo. La idea era simple: él debía fumar de esas hierbas, y luego escribir el mensaje, bajo los efectos que producía dicha grama. El mensaje quedaba entonces escrito de una forma totalmente incoherente, ya que la hierba dejaba a quien la fumaba en un estado de cuasi trance. Luego, su par de Andevas, antes de leer el mensaje, hacía lo mismo para entrar en el trance producido por la grama, y de esa manera, al quedar en "sintonía" con la incoherencia de lo que leía, ésto se volvía coherente y podía interpretar el mensaje perfectamente.

Resumiendo, tanto para enviar, como para recibir el mensaje, ambos debían fumar de la grama, y así codificar y decodificar el mensaje. Es así que esta práctica fué conocida como AMBI (dos - emisor y receptor) GRAMA (hierba).

Es cierto que hoy se llama AMBIGRAMA a una frase o palabra escrita que esconde un segundo o verdadero significado. Y esta definición es correcta.

Sin embargo, lamentamos anunciar, que esta definición no se basa en ningún tipo de recurso gráfico, ni de simetría, ni tan siquiera la infantil creencia de girar el mensaje para leerlo.

No, el verdadero origen del AMBIGRAMA reside en dos personas que fuman hierba para poder entenderse sólo entre ellos (y tal vez por eso sea que se ríen tanto, solo ellos se entienden).

S*INGENIO división INVESTIGACIONES - área de PRENSA

6 comentarios:

Kenowi dijo...

Es el mejor sistema para codificar mensajes que conozco. Genial, me ha encantado.

Oloman dijo...

Pero, Bob Marley no era ambigramista ¿o sí?

Cris dijo...

conozco un ambigramista que esto le resultará gracioso, él creyendo que hace arte en estado puro, jaja, muy buena entrada Olomán y muy original! ;-) saludetes!

Oloman dijo...

Gracias Cris, pero esto no es mío, sino de un nuevo colaborador de la página: Biyo ;)

nosferata dijo...

una pregunta es lo mismo critografia que criptologia?

Publicar un comentario

 
Ir Arriba