Suscripción lector/correoEntrada al azarJugarForoEnlazar
Cargando...
Dimitri Tsykalov: Cualquier material sirve para hacer arte | SIngenio Blog Dimitri Tsykalov es un moscovita que actualmente vive y desarrolla su obra desde París. Principalmente dedicado a la talla y al montaje en ...

✽ 13/9/12

☆ 3 comentarios

Dimitri Tsykalov: Cualquier material sirve para hacer arte

Dimitri Tsykalov es un moscovita que actualmente vive y desarrolla su obra desde París. Principalmente dedicado a la talla y al montaje en madera de objetos poco usuales, una gran parte de su trabajo resulta bastante peculiar. Precisamente es aquella en la que usa otro tipo de materia primas y más adelante comprobaréis que no deja indiferente.

Estas dos son de su colección Body y -especialmente la primera- recuerdan bastante a las pinturas a partir de plantas y frutas de Giuseppe Arcimboldo, aunque en este caso hay más fiambre que otra cosa.




Como decía al principio, su especialidad parece que es la madera, pero no penséis que es un escultor al uso. Siguiendo con su faceta más gore, estos son reproducciones de órganos humanos de gran tamaño, hechos con madera, corteza de árbol y tierra. Formaron parte de la exhibición Anatomy, entre los años 2002 y 2005.




Chinos y japoneses se disputan la técnica de la talla de frutas y verduras, pero a Tsykalov lo que le interesa de esto es sólo poder contar con otro material más para esculpir. Skulls es una tétrica muestra de talla de calaveras en todo tipo de género hortofrutícola: coles, remolachas, manzanas, sandías, berengenas...





Los artistas más vanguardistas promulgan que su objetivo es no dejar indiferente a nadie que perciba su obra, pero en ocasiones lo que consiguen es rayar el mal gusto. En este caso, Meat es como mínimo inquietante. Modelos desnudos equipados con material bélico hecho con pedazos de carne, probablemente como crítica a la violencia.




Y para terminar, la parte más convencional -por decir algo- de este artista: coches, tecnología Picapiedra y salas completas en madera. Woodland, el mundo en madera.







Saber más

3 comentarios:

Carlos Hernández dijo...

En mi opinión, si hay algo que destacar en este artista sería el talento (lo cual podría ser discutible) y la originalidad. En cuanto a la técnica del tallado en madera hay que reconocer que no es muy allá, vamos, que resulta evidente su rusticidad y falta de primor, al menos para un habitante del siglo XXI (otra cosa sería, obviamente, para un habitante del paleolítico superior).

En cuanto a la primera foto, sé de un juego en que la coliflor podría sustituir a la nuez diciendo: "Hola, soy una coliflor, y me parezco a un cerebro", aunque, mucho me temo que no por ello el hongo iba demostrar mayor entusiasmo con el juego ;)

Mercedes Pérez dijo...

Me gusta.
Y yo diría que más de uno podría decir: Hola, soy un cerebro y me parezco una coliflor. ;)

Oloman Oloman dijo...

Cada uno, ambos dos, en vuestra línea. Siempre agradecido de vuestros comentarios ;)

Publicar un comentario

 
Ir Arriba