Suscripción lector/correoEntrada al azarJugarForoEnlazar
Cargando...
Premio Mandarache. Democracia literaria. | SIngenio Blog La mayoría de premios literarios -por no decir casi todos- están basados en la misma fórmula: los autores presentan su obra a concurso ...

✽ 23/9/10

☆ 1 comentario

Premio Mandarache. Democracia literaria.


La mayoría de premios literarios -por no decir casi todos- están basados en la misma fórmula:
  1. los autores presentan su obra a concurso
  2. un jurado de expertos elige a los finalistas/ganador
  3. la organización del premio distribuye la obra con el sello de esto-es-la-repolla y llega al gran público que la idolatra casi antes de leerla

El objetivo final normalmente es promocionar tanto al premiado como a la entidad premiante y obtener todos unos buenos royalties. O mejor dicho, hoy que estamos en plan culto, unas buenas regalías.



Sin embargo, por estos lares hay un premio literario que se desmarca un poco de este sistema, el Premio Mandarache.

La particularidad del Premio Mandarache estriba en que el jurado está compuesto por cientos de jóvenes de Cartagena, que leen, deliberan y finalmente votan democráticamente la obra ganadora entre tres que propone la organización. Se trata de textos publicados el año anterior y, por tanto, ya comercializados. Los libros son facilitados gratuitamente por el Ayuntamiento de Cartagena a los lectores, que se organizan en comités de lectura para compartir los libros y así poder llegar al máximo número posible. En la pasada edición se sobrepasaron los 3.000 lectores, incluyendo los participantes del Premio Hache, una versión para adolescentes entre 12 y 14 años

Hablamos por tanto de una popular democracia literaria, y así se entiende el lema del proyecto: "Tú lees, Tú decides".

El objetivo general del proyecto (el fomento de hábitos lectores) se ve complementado por la necesidad ineludible de elevar el nivel lector de los jóvenes y ofrecer un itinerario de madurez lectora que sirva como puente entre la literatura juvenil y la más generalizada y bestsellerista hacia autores más desconocidos entre los jóvenes y el público en general.

O sea, algo así como esto otro...



1 comentarios:

Chacien dijo...

Estupenda iniciativa que ya supone un espaldarazo para los tres afortunados elegidos que verán incrementado el número de lectores ganen o no ganen el premio.

Crítica y público no siempre coinciden en sus apreciaciones, como se comprueba, verbigracia, en alguno de los más prestigiosos premios cinematográficos, donde siempre hay una película que recibe el voto del público asistente al certamen.

¿Quien sabe más, los críticos o el público? ¿Quien acierta más? Pues, en mi opinión, ni uno ni otro, o ambos, o ninguno, ya que, si consideramos que el mayor premio que puede lograr un artista, el que certifica su auténtica valía, es el de hacerse un hueco en la posteridad, esto solo se alcanza, como bien indica el término, después, mucho después, cuando ya nadie se acuerda de algunos que gozaron en vida del aplauso y el reconocimiento de sus contemporáneos y ganaron todos los premios; cuando ese artista olvidado y postergado por sus contemporáneos, que acaso vivió en soledad y pasó por privaciones y hasta conoció la miseria, entra a formar parte, cuando ya ha muerto, de la memoria colectiva. También hay quien tuvo fortuna antes y después de haber muerto. Así ha sido siempre, pero ¿es justo? Descontando el último supuesto, ¿qué es preferible? Curioso dilema cuya solución sólo pueden conocer otros, no el propio interesado.

Publicar un comentario

 
Ir Arriba