Suscripción lector/correoEntrada al azarJugarForoEnlazar
Cargando...
Menealla y no enmedalla... y otros efectos. | SIngenio Blog (dos posts por el precio de uno) A pesar de estar metido desde hace mucho tiempo en esto de La Red, siempre me tomo las COSAS con calma y su...

✽ 4/6/09

☆ 4 comentarios

Menealla y no enmedalla... y otros efectos.

(dos posts por el precio de uno)

A pesar de estar metido desde hace mucho tiempo en esto de La Red, siempre me tomo las COSAS con calma y suelo llegar al menos un mes tarde a todo. Esto explica que desde el pasado 1 de Mayo hasta ahora, no me haya enterado de la movidita que tuvo una de las redes sociales de promoción de noticias en castellano más conocidas. Seguramente la que más: Menéame.

Para profanos como yo, se trata de una especie de compendio de titulares, donde cualquier usuario puede publicar una referencia a una noticia, post o similar y el resto votan -menean- a favor o en contra de ella. A través de un algoritmo desarrollado y ajustado -continuamente- por sus creadores, los votos son ponderados y estas noticias pasan a un sitio destacado o por contra, al más triste rincón del olvido. De esta manera, los usuarios son los que hacen más relevantes los contenidos que más les interesan. En teoría, un mercado perfecto que va optimizándose a medida que se hace más grande.

Otra forma de explicarlo es que se trata de un periódico interactivo, que tiene ordenados sus artículos según el gusto de la mayoría. Y esto último es un decir, porque hace ya tiempo que algunos opinan que Menéame es cosa de cuatro. Por cierto hablando de nerds... que una vez denominaron este espacio como "deliciosamente nerd" y todavía no sé si tomármelo a bien o a mal... pero a lo que vamos.

Parece que los inventores de la democracia de la información, tienen en ocasiones ataques temporales de autoritarismo y una noticia en principio intrascendente, ha llegado a provocar la expulsión de uno de sus usuarios más conocidos y por el efecto bola de nieve, un aluvión posterior de baneos masivos. Según algún entendido en leyes, por lo menos no estaba del todo clara la justificación de las expulsiones y claro, eso ya hace intuir que surgirían conflictos posteriores.

Así que gracias a una de las mayores virtudes de internet, en pocas horas había varios artículos de prensa, entradas de opinión en blogs, chistes y un gran merchandising al respecto, que hizo reaccionar a los administradores.

Como dije al principio, no es un tema que esté ya de actualidad y ni siquiera es que me interese mucho, pero tampoco está de más descubrir información colateral al hilo de la información principal. Por ejemplo, que existen muchos más sitios dónde promocionar tus noticias (no con tanta difusión por el momento, claro), ya que el código de Menéame es código abierto y por este motivo existen montones de clones alternativos. De hecho, con algunos conocimientos, cualquiera puede crear un vótame, cuéntame o solápame. También hay otros muchos más , que tienen sistemas parecidos.

También he descubierto (insisto en que no me entero de ná) que los fundadores de Menéame son un tal Ricardo Galli, doctor en informática, profesor de la UIB y un tal Benjamí Villoslada, programador, diseñador, activista del software libre y locutor de radio.

Pero sobre todo, lo que más me ha gustado ha sido descubrir que toda esta historia y las de este tipo, ya están incluso catalogadas bajo lo que se denomina Efecto Streisand, del que ya conocía algún que otro ejemplo.

Y no os perdais el resto de efectos que he descubierto y enlazado en la columna de la izquierda.

Saber más


4 comentarios:

Juan Luis dijo...

Yo anduve un tiempo por allí y no tuve más que broncas, así que dejé de pasar por allí...

¡Saludos!

KIKELIN dijo...

Perdón, perdón, perdón por tardar tanto.
Ningún problema con las imágenes, ya vi tu referencia a mi blog y no dudo en absoluto de tu buen hacer.
Gracias por tu apoyo en el proceso de la exposición, he de decirte que no me ha ido nada mal, y que ya estoy preparando otra para el año que viene. Lo importante es no parar.
Conocí MENEAME cuando vi una noticia sobre el uso de una imagen mía en la flamante "Mona de la crisis" en una pastelería de Barcelona. Pero no vi utilidad, quizás porque no tuvo repercusión (una mona, no es más que un pastel).
En fin, todo excusas para venir a saludarte, ahora que mi vida blogera espero que vuelva a la normalidad.
Un abrazo, Kike.

MFAL dijo...

Yo me mantengo alejada de Meneame, les quiero lejos, bien lejos... cansada de broncas, me olvidé de ellos y ahora soy más feliz jajaja.
Soy anti-meneame declarada!
Saludos!

Oloman dijo...

Yo también metí las narices por allí un par de veces y casi casi que las hincharon (metafóricamente hablando).

Un saludo a los tres.

Publicar un comentario

 
Ir Arriba