Suscripción lector/correoEntrada al azarJugarForoEnlazar
Cargando...
Trampantojos y anamorfosis. | SIngenio Blog En una anterior ocasión, presentamos a dos autores muy conocidos de trampantojos callejeros , el ya muy conocido Julian Beever y el otro qu...

✽ 6/5/09

☆ 1 comentario

Trampantojos y anamorfosis.

En una anterior ocasión, presentamos a dos autores muy conocidos de trampantojos callejeros, el ya muy conocido Julian Beever y el otro quizás menos, Kurt Wenner.


Casualmente hemos encontrado un tercero que también realiza sus obras en plena calle, Edgar Mueller, que aunque parece que no tiene una obra tan prolífica como los otros, no les queda a la zaga en cuanto a espectacularidad, como podeis comprobar.

Siendo puristas, este tipo de trampantojos son realmente dibujos anamórficos. Una anamorfosis es una imagen deformada de tal manera, que sólo es perfectamente visible cuando se observa de manera no convencional. En este caso, el dibujo se construye proyectado sobre un plano oblicuo, de tal manera que queda ininteligible o simula una imagen bien diferente si no se mira desde el punto de vista excéntrico adoptado para la proyección. Los diseños así construidos adquieren un realismo 3D superior al de otras técnicas (todo lo que se eleva sobre el pavimento es real, pero este, aunque parezca otra cosa, está totalmente dibujado).


Un ejemplo clásico se puede encontrar en el cuadro Los Embajadores, pintado por Hans Holbein el Joven en 1533. En él se pueden apreciar unos misteriosos trazos blancos que parece que no tienen nada que ver con la obra. Sin embargo se transforman en algo muy claro para los ojos si se encuentra el ángulo adecuado. En Wikipedia proponen que se utilice el reverso de una cuchara para ello.

Las anamorfosis más sencillas de encontrar, son las señales horizontales de tráfico directamente pintadas en la calzada. Por ejemplo, los "STOP" sobre el pavimento son exageradamente grandes y alargados cuando caminamos sobre ellos. Sin embargo desde la perspectiva del asiento de un coche y a la distancia para la cual se crearon, las letras se ven con total claridad.

Las perspectivas oblícuas son las más fáciles de ver, pues sólo hay que encontrar el punto adecuado desde el cual hacerlo. Sin embargo, hay otras que requieren más matemáticas para crearlas y algún que otro artilugio para conseguir verlas: piramidales, cónicas, cilíndricas...


1 comentarios:

base de datos dijo...

Hola , como etas, queria felicitarte, pues tu pagina es excelente , me encantan los contenidos , dignos de su publicacion ,si queres , entra en mi sitio , y dejame un comentario , y si te interesa , hacemos intrcambio de links , banners , cualquier cosa , avisame , te dejo mi email tvinternet08@gmail.com , te mando un abrazo .



El equipo de Marketing Mega Virtual

Publicar un comentario

 
Ir Arriba